Kriztian Valente

"Los ojos del viento"

 

Soy los ojos del viento
Que mira sin mesura la vida
Y si llora no de impotencia
Ni mucho menos de indecoro.
Lloro porque en el alma siento
Que llevo impregnado tu nombre
Que se refugia como inigualable tesoro.

Sé que no poseo rima
Y que no encuentro tono en mi canto,

Pero algo de tino de seguro tengo.

Quizá soy quien sin muchas flores

Tiene el verbo sincero.

Dejo una sonrisa honesta en tu memoria

La dejo porque mi cuerpo no resiste estar inerte

Y mucho menos sin apreciar tus olores.

Solamente el sonido de tu rostro puede iniciar esta danza de miniaturas

De mis bellos y mis poros.

Pero te has marchado y sin dejar acentos.

Ninguno puede contener el duelo de la distancia

sin tener piedad del otro.

El viento sabe


Cuantas veces te rozo los dientes con ternura y frescura

Esa sensación de mí, cuando te tomas el café caliente.

Hay verdades que son necesarias guardarlas en el sueño

Porque en el sueño somos honestamente amantes, vientos

y mentes

Sí, correspondidos íntimamente.

Dejemos al sueño actuar, Dejemos a la memoria trabajar,

Pero sobretodo

Dejemos al viento acariciar.