Marco Antonio Guevara Mananita

"IV"

 

Dios, si un día llorando

quieres el amor verdadero,

implora ser resultado
de un parto.

Dios, emprende búsqueda

interminable y sé búmeran,

vuelve a los brazos de quien

un día te amamantó.

Sé Dios, hijo pródigo,
y olvida el ego de ser Dios.

Dios, solo si quieres

el amor verdadero.